logo

Création Karmaweb© 2015.

hotel & SPA

“Le Relais de la Reine”: Hotel de caracteres, a las puertas del parque nacional de ISALO.

Un hotel de carácter a las puertas del parque nacional de ISALO. Perfectamente integrado en el interior de un oasis de más de 40 hectáreas, el complejo turístico disfruta de un fantástico panorama , y es el punto de salida para las excursiones en el macizo.

“LE RELAIS DE LA REINE” está situado en el suroeste de MADAGASCAR en el macizo de ISALO, en la región de la etnia BARA, tribu de pastores que recorre con sus rebaños de cebúes las interminables praderas del sur de la isla.

A pesar de su aislamiento geográfico, el acceso al “RELAIS DE LA REINE” resulta muy fácil, utilizando la carretera nacional 7 que une ANTANANARIVO y TOLIARA, cruzando las ciudades de ANTSIRABE y FIANARANTSOA. Esta carretera ofrece al turista paisajes cambiantes y magníficos.

El hotel está situado cerca de la aldea de RANOHIRA ,a más de 700 kilómetros de la capital. Es también accesible en avión privado gracias a su aeródromo (facultada para TwinOtter).

Ofrece todas las comodidades de un hotel moderno: restaurante, bar, piscina, centro ecuestre, SPA ,alquiler de vehículos todo terreno, etc.

La parte principal del hotel, destruida a causa de un incendio en el ano 2007,ha sido completamente reconstruida, respetando la arquitectura original y propone nuevos espacios confortables, cálidos y sobre todo una magnífica vista panorámica sobre el macizo de ISALO.

Todo el equipo ya es una alegría de darle la bienvenida en el Relais de la Reine.

“Le Relais de la Reine”: Hotel de caracteres, a las puertas del parque nacional de ISALO.

El “RELAIS DE LA REINE “abrió sus puertas en el ano 1993.Desde entonces ha sido dirigido en familia por el creador y sus hijos. Es un hotel encantador, perfectamente integrado en el macizo de ISALO y construido en el mismo parque natural de mas de 40 hectáreas a lo largo de un pequeño río y rodeado de formaciones de gres y la extensa sabana.

Su aislamiento permite sentirse en medio de un ambiente de quietud propicio al descanso, al relajamiento. El hotel asimismo confiere gran importancia a las comodidades y a una refinada cocina de nivel internacional.

Punto de salida para las excursiones en el macizo (visita de la piscina natural, de los numerosos cañones, de la “ventana de Isalo”…) El hotel propone también sus propias actividades: como paseos a caballo, cursos de tenis, natación, masajes…